Denuncian por agresiones físicas y psicológicas a regidor campiñero

Posted by

???????????????????????????????Por: Carmen Villanueva P.
Cuando el ciudadano estadounidense Brent Alan Brashear compró un terreno en la campiña de Santa María, provincia de Huaura, nunca imaginó el infierno que iba a vivir. Alan radica hace más de 15 años en el Perú y tenía el sueño de construir su casa propia en la fértil campiña. Fue así que en el año 2008 adquirió un terreno de más de 1500 m² en la Av. Toribio Acosta – Nº 900 en el Barrio Santa Ana (Pueblo Viejo), a Jesús Nicho Chirito y Rolando Alcides Velásquez. Desde entonces, asegura haber sido hostigado por varios integrantes de la familia Velásquez para abandonar el lugar, porque según ellos el terreno le pertenece a uno de sus miembros.
LA VIDA IMPOSIBLE
Cuenta Brent Alan que las cosas empeoraron cuando intentó construir un cerco para mayor seguridad de su predio. Las denuncias por maltrato físico y psicológico alcanzan a Susana Velásquez Salvador, Dora Nélida Velásquez Montes, Demetrio Antonio Velásquez Cortez y a José Luis Namuche Estupiñán. El norteamericano asegura que estas personas y más integrantes de la familia le han cortado el agua de riego, han matado a sus animales, se han robado materiales de construcción, le han dicho que saldrá en un cajón de la vivienda, lo han amenazado con denunciarlo a migraciones, han cometido actos contra el pudor mostrándole partes íntimas de sus cuerpos (tanto varones como mujeres) y lo han agredido provistos de palos y piedras.
REGIDOR INVOLUCRADO
Esta denuncia se agrava cuando Brent Alan acusa al regidor del Consejo Distrital de Santa María, Hernán Díaz Díaz, de haber participado en las agresiones. “El mismo regidor, portando un machete en la mano, ha intentado golpearme. De no haber sido porque tengo entrenamiento militar, tal vez no estaría contando la historia”, señaló Alan. La participación de Díaz se daría porque los Velásquez vienen a ser su familia política. Dora Nélida Velásquez Montes (esposa del regidor) es una de las mujeres que aparece en las fotografías usadas por Alan en el juicio, mostrando los senos al aire libre y en plena vía pública sin ningún reparo. El indignado americano asegura que el regidor campiñero fue sacado del caso antes que terminara el juicio y que su sobrino Demetrio Antonio Velásquez Cortez fue quien asumió todas sus culpas, pese a ser otro de los agresores.
Victoria a medias
En la actualidad, Brent Alan se ha visto en la obligación de abandonar el lugar porque asegura que las amenazas de muerte son cada vez más graves. Sin embargo, ha ganado 4 juicios a los integrantes de la familia Velásquez. José Luis Namuche Estupiñán (cuñado del regidor) ha recibido 2 años de pena privativa de la libertad suspendida en su ejecución por el periodo de prueba de un año por ofensas al pudor en la modalidad de exhibiciones obscenas y sentenciado a pagar de 800 soles de reparación civil. A Demetrio Antonio Velásquez Cortez (sobrino del regidor) se le ha impuesto 4 años suspendidos por lesiones graves y reparación civil de 1000, más 2 años de pena privativa de la libertad suspendida en su ejecución por el periodo de prueba de un año por ofensas al pudor en la modalidad de exhibiciones obscenas y obligado a pagar 800 soles de reparación civil. Dora Nélida Velásquez Montes (esposa del regidor) fue castigada con 2 años de pena privativa de la libertad suspendida en su ejecución por el periodo de prueba de un año por ofensas al pudor en la modalidad de exhibiciones obscenas y sentenciada a pagar 800 soles de reparación civil. Y Susana Velásquez Salvador (cuñada del regidor) recibió 2 años de pena privativa de la libertad suspendida en su ejecución por el periodo de prueba de un año por ofensas al pudor en la modalidad de exhibiciones obscenas y forzada a pagar 800 soles de reparación civil.
Para Brent Alan esta es una justica a medias porque de todas maneras no puede ocupar el terreno que adquirió por todas las de la ley, señala.

One Comment

  1. Pingback: -EXCLUSIVO: este diseñador web denuncia que la banKada le hizo perro muerto | Útero.Pe

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*